Saltar al contenido
Área Fertilidad

Vasectomía reversible

Por: Víctor Hernández (biólogo). Actualizado el 16.07.2021

¿Formas parte del 7% de hombres que lamentan su vasectomía y desean tener un hijo o por el contrario te preocupa el riesgo de embarazo tras la esterilización?

En este artículo hablamos de ambos temas, de cuáles son las posibilidades de embarazo en cada situación, de la vasectomía reversible y de otras opciones para ser padre de nuevo.

Veámoslo.

Vasectomía reversible

¿Qué es la vasectomía?

La vasectomía es un método quirúrgico de anticoncepción masculina que consiste en bloquear de forma permanente los conductos deferentes impidiendo que los espermatozoides lleguen al líquido seminal.  

La cirugía es sencilla y, si bien no protege contra las infecciones de transmisión sexual, permite que el eyaculado esté libre de espermatozoides evitando el embarazo.

Antes de la operación es recomendable que el hombre congele muestras de semen por si cambia de opinión y decide ser padre tras esterilizarse. Hay que tener presente que la vasectomía es reversible quirúrgicamente en muchos casos pero no siempre y que la reproducción asistida ofrece soluciones para recuperar la fertilidad.

¿Cuándo desaparecen los espermatozoides del eyaculado?

Después de la intervención el semen aún contiene espermatozoides. Se necesitan alrededor de 20 eyaculaciones o unos 3 meses para que éstos  dejen de estar presentes en el eyaculado.

Durante este tiempo es necesario utilizar otro método anticonceptivo. El especialista realiza un seguimiento a través de seminogramas e indica cuándo la esterilización es efectiva.

¿Hay riesgo de embarazo no deseado tras la vasectomía?

Una vez transcurrido el periodo prescrito por el médico, el riesgo de embarazo después de la vasectomía es mínimo:

  • La vasectomía tiene una eficacia superior al 99 por ciento
  • Sólo 1-2 mujeres de cada 1000 quedan embarazadas durante el primer año después de que su pareja se haya sometido a una vasectomía
  • La posibilidad de recanalización espontanea de los conductos es prácticamente nula pero se recomienda realizar anualmente un seminograma de control

Después de la vasectomía es posible ser padre

Si te preguntas si es posible ser padre tras una vasectomía, la respuesta es sí.

La fertilidad después de la vasectomía puede recuperarse a través de dos tipos de procedimientos:

  • Intervención quirúrgica para revertir la vasectomía de modo que los espermatozoides vuelvan a estar presentes en el líquido seminal. El objetivo es lograr el embarazo a través del coito
  • Tratamiento de fecundación in vitro FIV-ICSI a partir de espermatozoides obtenidos a través de punción o biopsia testicular o bien previamente congelados

Diferentes factores determinan que puedas optar por una u otra opción:

  • Tiempo transcurrido desde que te sometiste a la vasectomía
  • Técnica de vasectomía realizada
  • Tu edad y fertilidad
  • Edad y fertilidad de tu pareja (las tasas de embarazo descienden a partir de los 35 años de la mujer)
  • Grado de lesión de los conductos deferentes
  • Número de hijos que tú y tu pareja desearíais tener y en qué periodo de tiempo

La vasectomía es reversible: vasovasostomía

La vasovasostomía es una cirugía para revertir la vasectomía que consiste en reconectar los conductos deferentes permitiendo así el paso de los espermatozoides y su presencia en el líquido seminal. El objetivo de la intervención es conseguir un embarazo natural a través de las relaciones sexuales.

La intervención es ambulatoria, de mayor complejidad que la vasectomía y puede durar de 2 a 4 horas.

Tasas de éxito tras revertir la vasectomía

  • La tasa de permeabilidad o presencia de espermatozoides en el eyaculado varía del 97% al 71% según hayan transcurrido respectivamente de 3 a 15 años desde la vasectomía hasta su reversión
  • La tasa de embarazo natural varía del 76% al 30% si el intervalo entre la vasectomía y reversión pasa de 3 a 15 años

Datos publicados por el National Center for Biotechnology Information.

La presencia de espermatozoides en el semen no garantiza el embarazo espontáneo. Además de los factores nombrados en el apartado previo, la calidad seminal es también un determinante del éxito.

¿Cuándo sabré si la vasovasostomía ha funcionado? 

Tras la vasovasostomía, los análisis periódicos de muestras seminales permiten detectar la presencia de esperma y saber si se ha logrado la reversión.

El tiempo que puede tardar el semen en contener espermatozoides es muy variable, desde 3 meses hasta 2 años.

A pesar de esta variabilidad, el espermiograma realizado a los 3 meses determina las posibilidades futuras de gestación.

Aunque el embarazo tras la vasovasostomía puede producirse en un periodo muy amplio y difícil de prever, el tiempo medio estimado es de 16 meses tras la reversión de la vasectomía.

En algunos casos en los que la reversión de la vasectomía falla, puede ser recomendable una segunda intervención llevada a cabo por especialistas en microcirugía.

En otras ocasiones el cirujano detecta que el primer segmento del conducto deferente, el epidídimo, está obstruido y opta por la técnica denominada epididimovasostomía o vasoepididimostomía. Para ello conecta el conducto deferente directamente al epidídimo, tubo muy fino y enrollado, en una intervención de dificultad técnica superior a la vasovasostomía y de menor tasa de éxito.

En ambas situaciones es habitual aprovechar la operación para preservar esperma que pueda ser usado, en caso necesario, en una fecundación in vitro posterior.

Embarazo con vasectomía por reproducción asistida

Aquellas parejas en las que la reversión de la vasectomía no es posible o no ha funcionado, o que descartan que el varón entre en quirófano, pueden lograr un embarazo gracias a los avances en reproducción asistida.

Para ello se realiza una inseminación artificial, fecundación in vitro convencional o mayoritariamente ICSI obteniendo previamente espermatozoides a través de diferentes técnicas (punción o biopsia testicular) o de muestras congeladas.

Punción testicular

La punción testicular consiste en la extracción de espermatozoides del testículo o del epidídimo por aspiración con aguja y bajo anestesia local. Tras este procedimiento de baja complejidad, los espermatozoides recuperados en el laboratorio serán utilizados en un tratamiento de fecundación in vitro ICSI.

Biopsia testicular

La biopsia testicular es una operación quirúrgica mediante la cual se obtiene una muestra de tejido del testículo con el fin de recuperar espermatozoides en el laboratorio. Igual que en el caso anterior, tiene como objetivo realizar una fecundación in vitro ICSI posterior y se realiza bajo sedación o anestesia local.

Criopreservación de esperma

Antes de someterse a una vasectomía se recomienda congelar muestras seminales para poder recurrir a un tratamiento de reproducción asistida si pasado un tiempo se cambia de opinión.

Donante de semen

Cuando las anteriores posibilidades no han funcionado es la última opción para lograr ser padre a través de material genético aportado por un donante de semen.

Tu hijo tras la vasectomía

Si quieres preservar tu fertilidad antes de una vasectomía o ya te has realizado este tratamiento y quieres informarte sobre los tratamientos de reproducción asistida, contacta con las clínicas de tu zona.

En caso de que vivas en Argentina puedes consultar el artículo Clínicas de fertilidad en Argentina. Si resides en México o España consulta los respectivos enlaces Directorio de clínicas de fertilidad de México y Clínicas de fertilidad en España.

Los datos de esta publicación han sido obtenidos de:

Esta publicación complementa pero no sustituye la consulta médica personalizada

¿Tienes alguna duda sobre este tema? Haznos llegar tus comentarios

Cookies